Amabilidad ante todo, por favor

Una de las ideas que me formé acerca de Canadá gracias a How I met your mother es que la gente de acá es muy amable.

Por cierto, esta escena ya la viví, sólo sin donas. Son muy educados pero hay uno que otro ejemplar…

Esta historia y su moraleja surge a raíz de tres simpáticas personas:

1: La señora que tiene una idea muy distinta del inglés.
Después de buscar por todos lados un departamento que se acomodara al presupuesto, ubicación y mascotas, finalmente apareció el indicado. Casi todo el trámite fue por teléfono con una señora que le ocasionó un par de calambres a mi hígado. La ecuación: mi fatal conocimiento de los requisitos/trámites para rentar acá + su pronunciación MUY hindú del inglés + mi oído no entrenado = que agarra y que me dice “¿¡si sabes inglés?! porque se supone que vienes a estudiar aquí.”… Claramente ella nunca se ha escuchado.

giphy

2: El técnico “patas traviesas”.
Una vez superada la fémina amargada, hubo que contratar el internet. Asunto sencillo hasta que llegó el joven a hacer la instalación. Resultó que el lugar no tiene nodo de internet en la pared, pero a como diera lugar quería encontrarlo y porqué no, movió absolutamente todo y hasta se subió a la cocina; ya parece que iba a estar arriba de las gavetas.

pataslocas

3: La latina que “no se deja”.
Una tarde cualquiera en el camión, una pasajera latina estaba en una videollamada con alguien al que le iba platicando muy orgullosa de cómo una mujer de su oficina le hacía “jaladas” y ella se las devolvía al doble. Juraba que “pegando más fuerte” era la manera de estar bien en su trabajo.

giphy1

La experiencia con estas personas lo sumo a lo que he leído en blogs y periódicos y a lo que platican las personas de acá. A diferencia de lo que a veces nos hacen creer, conseguir trabajo para los inmigrantes no es sencillo. La mayoría de los empleos piden experiencia laboral en el país para al menos considerarte candidato. Te recomiendan primero pedir una oportunidad en alguna cafetería, construcción o tienda; y después de un tiempo, si te interesa, buscas la manera de colocarte en algo relacionado con tu profesión.

Esto obviamente genera frustración entre los inmigrantes que vienen con títulos universitarios de sus países de origen; algunos hasta lo toman como racismo. Y seguramente en algunos casos así es; aunque si vemos la otra cara de la moneda, está padre que Canadá se preocupe primero por su gente y luego por los demás a los que de por sí ya les da bastantes facilidades para venir.

La conclusión a la que hasta ahora he llegado es que por más que existan determinados requisitos o trabas en tu entorno, lo que determina a dónde llegarás es la persona que eres. No importa tu nacionalidad, talento, “palancas” o incluso la universidad que te acredite; lo que verdaderamente resuena y tarde o temprano abre o cierra puertas es tu forma de ser. Así que dudo que mis estimados 1, 2 y 3 tengan un futuro muy prometedor.

Bonita lección para mantenerse pendiente del mensaje que estamos enviando todo el tiempo a los demás.

quote kindness 2

One thought on “Amabilidad ante todo, por favor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s