Tener un hijo en el 2020

Ser padre en esta época. Qué miedo, qué reto y qué valentía… porque honestamente, de esa emoción que es absoluta alegría está difícil.

Y no amiguitos, no estoy esperando un bebé humano, no aún.

Tengo 34 años, sé que no me falta mucho para que llegue el día en que se eche a andar la fábrica de hijos, pero veo a mi alrededor y no puedo evitar sentir un hoyo en la panza más allá de lo que implica como mujer, pareja, familia, etc. Veo al mundo y no puedo evitar pensar ¡pobre bebé! ¿Cómo hago para construirle y construirnos un lugar más agradable de habitar?

giphy-3

Así como están las cosas esa personita sería testigo de violencia (haremos todo lo posible para que no sea víctima ni victimario), conviviría con costumbres arraigadas de menosprecio a la mujer y a la naturaleza (tal vez no en su casa, pero vivirá dentro de una sociedad donde sí lo hay).

Vería países amenazándose con armas nucleares y gente común y corriente muriendo por esas disputas políticas ¿¡wtf!? (esperaríamos que no entrara en contacto con eso y sólo lo viera en las noticias).

giphy-1

Cuando crezca, o se pone super-extra-ultra-chingón o tener un trabajo bien remunerado será cosa casi imposible, y ya ni hablemos de un retiro digno. Además habría que tomar en cuenta los problemas de la naturaleza como el agua acabándose, catástrofes naturales cada vez más fuertes por el estúpido calentamiento global, la resistencia a los antibióticos en aumento y por ende complicaciones al combatir las enfermedades… y la lista de asuntos deprimentes podría continuar. Chale.

(Esto es lo que sucede cuando se trabaja en medios de comunicación y requieres leer las noticias diario. :/ Dicen por ahí: ¡bendita ignorancia! y es cierto, desafortunadamente hasta la ignorancia acaba viviendo la realidad, por ejemplo, no sabes nada de economía pero igual sientes una recesión).

Sin embargo, esto no se trata de sentirnos fatal para buscar un balcón para el suicidio o de hacer cita para ligarte las trompas o hacerte la vasectomía. Cuando se siente el corazón apachurrado de miedo o nervios o rabia, lo que me ha funcionado es buscar soluciones y accionar (aunque me tachen de loca o exagerada).

giphy-2

Aunque sienta que todo está hecho un caos no pienso dejar de lado ese tema de tener mocosillos. Quisiera que vivan en un mundo no tan jodido, eso seguro… a veces hasta pienso que lo ideal sería huir a un lugar desconocido y criarlos como Capitán Fantástico,¿viste esa película? sino aquí está el link al trailer.

captain1
“Capitán Fantástico” foto: proyectofantasma.com.ar

Aunque hoy ya ni eso es garantía y de eso no se trata, pobres chamacos.

¿Y entonces, qué se hace?

¿Se sigue adelante como si no pasara nada? Esta onda de no accionar hasta que de plano ya tengas el agua hasta la nariz está fatal.

Por eso cuando me preguntan que qué opino de las protestas contra los feminicidios y violencia a las mujeres, obvio apoyo como pueda.

Si me preguntan que porqué actúo lo más eco-friendly posible, es porque aunque no sea la dueña de una empresa de combustibles fósiles como para hacer un cambio radical, que en mí no quede y si puedo hacer que a esas acciones se sume alguien más, ya seríamos 2 o 5 o 10, y así la cosa se multiplica ri-fa-do… y al final, todo cambio en la historia de la humanidad así ha empezado, con un par de “locos” decidiendo hacer algo al respecto.

En fin, ya sabes… me niego a sentir que soy insignificante (si no escuchaste ese episodio de mi podcast, da clic aquí).

giphy-4
“Buena suerte salvando la humanidad de la condena eterna”… Gracias 🙂

Se trata tal vez de que desde ahora haga lo que esté en mí para que mis chamaquitos no prendan la tele o abran sus redes sociales del futuro y les aparezcan noticias de incendios forestales gigantes, inundaciones, pandemias, asesinatos, ataques, reciban una alerta de desalojo, o (tocamos madera) ellos sean las víctimas.

Intentaré educarlos de la mejor manera para que sean personas de bien, que sean honestos y demás adjetivos chingones que quieras agregar… pero ¿qué les estaré entregando yo? Al final, aprenderán más de lo que haga que de lo que les diga.

Para unos parece moda ser eco-friendly, para otros parece moda apoyar protestas o paros, así como también parece exagerado tener miedo y parece cursi querer cambiar el mundo. Pero pues así las cosas cuando uno quiere vivir tranquilo y que cuando llegue el día de tener monstritos, no vayan a creer que vivir es tener que joder o estar jodido.


%d bloggers like this: