¡Devuélvanme mi español!

Estamos bien fregones cuando se trata de encontrar mil y un motivos para justificar la decisión de irse del país, porque como buenos mexicanos nacimos con el gen “quejumbres” bien desarrollado. Sin embargo, la CDMX es como los novios, cuando te separas de ellos, eso que te chocaba de pronto ya no te disgusta tanto. Aplica el refrán: nadie sabe lo que tiene hasta que … Continue reading ¡Devuélvanme mi español!